Chau, chau, chau, chauuuuuuuuu…


Por suerte mis rabietas con este tema están llegando a su fin. Por suerte también, no pertenecen al tipo de cuestiones que me llevan a la tristeza, sólo me exasperan. Eva y Noe coincidieron en relacionar estos estallidos silenciosos con la frustración, pero están equivocadas. Es que no me conocen.

Le doy la razón a Eva respecto a la conveniencia de dejar de participar en ciertos foros y chat’s temáticos. Es cierto, no tiene ningún caso. Nada de lo mío les interesa y nada de lo suyo me interesa.

Parece mentira, pero más que l@s fundamentalistas me sacan de quicio l@s necesitad@s, esa gente que se une a una comunidad para ver si consigue obtener aquello que le fue negado en los demás ámbitos en que desarrollan su vida. Fundamentalmente una pareja, pero puede ser reconocimiento, relaciones, sexo, en fin… La estrategia de ese grupo se basa en la mimetización, la sobreactuación y el exhibicionismo. Son personas que a poco de entrar en la comunidad se preocupan por manejar su terminología, por demostrar que adhieren a todos sus postulados, por congraciarse con el establishment del lugar, y por exhibirse. Son personas que participan en todos los eventos y tratan de demostrar su incondicionalidad en cada oportunidad que le sea posible.

Claro que sin proponérselo, l@s necesitad@s han logrado sacarme del medio. Finamente tengo algo que agradecerles.









Comentarios

Entradas populares