Me fui al carajo



Me fui al carajo de una comunidad BDSM a la cual concurría virtualmente con cierta habitualidad y a través de la cual asistí a un ¿evento? (des)organizado por ellos (de lo más “berreta”(1) que se puedan imaginar).

En otros posteos de este mismo blog despotriqué inútilmente sobre esa comunidad, pero me he dado cuenta que lo que he criticado de ellos es exactamente lo mismo que se encuentra en la inmensa mayoría del ambiente bedesemesero.

Hay una incongruencia omnipresente entre los que sostienen la hipótesis del BDSM como estilo de vida. Esa gente habla de una manera que sólo es admisible en un ambiente lúdico, pero aseguran vivir de esa manera. Por un lado hablan de una entrega total y absoluta haciendo un alarde innecesario de órdenes, castigos, obediencia, etc., y por el otro cada tres palabras destacan que la sumisa hace lo que quiere y con quien quiere.

Otra de las inconsistencias recurrentes ronda alrededor de lo que aquí llamamos el comportamiento histérico o “gataflorismo”, en referencia a la gata Flora “que si se la ponen grita y si se la sacan llora”.
En esa comunidad no hay mujer que no pida a gritos azotes, humillaciones, vejaciones masivas, torturas horribles, etc., pero jamás responden afirmativamente a las decenas de propuestas que les hacen para satisfacer sus necesidades. Me pregunto: ¿para que reclaman algo que no desean recibir? Me respondo: porque son unas histéricas.

Esa comunidad tiene la crítica en la punta de la lengua pero son completamente refractarios a las críticas que reciben. Si ellos azotan es arte, si otros lo hacen es violencia. Lo que ellos dan es saber, lo que ellos reciben son ataques.

Como decía, esa comunidad es una réplica de lo que se encuentra generalmente en la comunidad bedesemesera, sólo que como están todos los desvíos en el mismo lugar se notan mucho más.




________________________________

(1) Berreta: es una expresión del lunfardo que quiere decir, de mala calidad, mal hecho. En el caso del evento al que me refiero, fue algo mal organizado, en un espacio sucio, mal iluminado, con sanitarios deficientes, etc., etc., etc.

Comentarios

  1. Me queda la duda de ¿en dónde es que te has metido?

    ResponderEliminar
  2. uyuyuy... pero si yo leo los comentarios y parecen fiestas en el Eden donde todos congenian y lo pasan genial? Yo he dejado de entrar por repetitivo pero siempre se me ha tratado bien. Aunque un poco pasteloso y grandilocuente el foro me sirvió en su momento (y aún no me han echado).
    De otros sitios me han echado a las dos semanas :O

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.!!! Yo fui sólo a una y fue un fiasco. Ni organización, ni limpieza, ni nada. Grupos cerrados de gente resentida, que hablan mucho y hacen poco.
      Besos

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares